Todos somos culpables de llevar unas finanzas creativas.

 

Querido señor contable de sus finanzas personales:

Quisiera preguntarle hoy por la creatividad en sus finanzas, y es que últimamente la sección de economía de los periódicos sólo habla de empresas expertas en contabilidad creativa. Ejemplos de evasión de impuestos, pagos de obscenos emolumentos a directivos, o estratagemas varías para engañar a inversores y opinión pública están a la órden del día.

Ante tan alarmante muestra, me preguntaba si usted sería experto también en estos menesteres. Y es que yo mismo, no siendo experto en el tema, utimamente me he reconocido utilizando algunas técnicas de contabilidad creativa. Por supuesto no me refiero a evitar pagar impuestos, sino a vivir en un estado de negación total y creer que mi situación económica es mejor de lo que realmente es.

Por eso me preguntaba si usted también estaría recurriendo a una contabilidad creativa para justificar como administra su dinero. Si es así me gustaría saber como utiliza o evita caer en esos sesgos cognitivos. Y es que como le he dicho anteriormente, yo mismo reconozco que a veces soy víctima de esas heurísticas.

Déjeme mencionarle a continuación algunas técnicas de contabilidad creativa que he reconocido en mi mismo, esperando que le suenen y me pueda dar su honesta opinión sobre ellas

 

  • CONTABILIDAD MENTAL

Mientras que el dinero de la nómina es destinado integramente a pagar facturas, gastos del día a día y ahorrar, otras fuentes de ahorro extraordinario no tienen un uso tan claro tal y como descubrí recientemente en restaurante de un centro comercial.

Mire usted que a mí no me gusta cenar fuera de casa, y menos en centros comerciales. No sólo la calidad es muy inferior a lo que estoy acostumbrado si no que el precio es bastante más elevado a lo que estoy dispuesto a pagar en condiciones normales. Pero esta era una ocasión especial ya que había recibido un inesperado ingreso extraordinario.

Tras pagar, sólo pude preguntarme por qué estaba tratando mis ingresos de forma diferente. ¿Acaso las primas por objetivos, las pagas extras o los premios de la lotería no eran dinero?¿A qué se debía esa laxitud a la hora de gastar dinero ingresado fuera del método ordinario?

¿Le pasa a usted también que dependiendo de la procedencia de su dinero lo gasta más o menos alegremente?¿Quizás en compras impulsivas, caprichos o incluso en vacaciones?

Esta irracionalidad es una de las técnicas de contabilidad creativa de las que le estoy hablando, pero espere que aún hay más.

 

  • ANCLAJE

Seguramente reconozca este sesgo cognitivo dentro de su repertorio de técnicas de contabilidad creativa. Aunque ello no signifique que una y otra vez caíga en esta heurística. Y es que resulta que cuando nuestro cerebro desconoce algo intenta establecer referencias que le ayuden a alcanzar una respuesta adecuada. El problema aparece cuando las referencias usadas no tienen nada que ver con la respuesta que buscamos.

En la entrada del supermecado siempre encontramos ofertas, bien visibles con con carteles en rojo o amarillo y grandes números que nos dejan claro cuán baratos son los productos en oferta. No sé si la habrá pasado alguna vez, pero yo le puedo asegurar que esos precios me ayudan a reafirmarme en la elección de supermercado que he realizado y muchas veces dejo de comprobar los precios de otros productos en el interior.

De nuevo esto es irracional, los precios de los productos en la entrada no tienen que ver nada con los precios de otros productos en el interior. Ahora lo que no me queda claro es si esta es una técnica de contabilidad creativa propia, o es una técnica que utilizan los comercios en mi.

 

  • ADVERSIÓN A PERDER.

Si usted es inmune a esta heurística, dígame como lo hace, porque a mí no me gusta perder ni a las damas. Aunque sospecho que a usted tampoco le haga mucha gracia perder.

Estas adversión a la pérdida se puede convertir en una herramienta de contabilidad creativa muy peligrosa cuando empezamos a dejar pasar oportunidades simplemente por el hecho de que existan posibilidades de pérdida. Lo cuál de nuevo es completamente irracional.

Psicólogos han conseguido determinar que el temor a perder es 2 veces más intenso que el placer que recibimos cuando ganamos. Por lo tanto, no es de extrañar que el cerebro tienda a desarrollar estrategias de defensa que eviten efrentarse a las pérdidas.

 

  • AGRUPACIÓN

Hablando de pérdidas, recientemente descubrí en un compañero una técnica de contabilidad creativa muy interesante.

Acudía este conocido a comprar una mesa y unas sillas para el jardín a un establecimiento y utiilzando esta técnica de agrupación acabó con una mesa y unas sillas para el jardín, cojines y fundas para las sillas, una barbacoa y los utensilios de la barbacoa. Increíble.

Y es que parece ser que cuando pagamos determinadas zonas de nuestro cerebro se activan. Estas zonas son las mismas que se activan cuando experimentamos dolor por lo que cabe deducir que el hecho de pagar nos produce dolor. Para evitar activar exponernos excesivamente a ese dolor, una de las estratégias mentales que utilizamos es agrupar diferentes productos de diferentes precios en una misma transacción.

Lo cuál me lleva a repasar situaciones en las que he utilizado esta técnica de contabilidad creativa sin saberlo.

Las veces que he comprado una chocolatina en la caja del supermercado por  0,75 euros razonando que su precio, relativo a la compra semanal no suponía una gran diferencia. Y por supuesto no supone una gran diferencia pero en la lista de la compra nunca tengo escrito chocolatinas.

Las bebidas del minibar en el hotel son un robo a mano armada si las pedimos en cualquier otro lado. Pero si las camuflamos en el coste total de las vacaciones no se notan. Culpable.

Las llantas de aleación del coche que se compró recientemente el compañero de la mesa del jardín y la barbacoa, dejan de costar 500 euros, ahora el BMW cuesta sólo 42000 euros. Culpable de no ver lo que estaba pasando.

 

  • EFECTO DE DOTACIÓN

Esta animadversión a perder de la que hemos hablado anteriomente tiene otro potente aliado con el efecto de dotación.

Nuestras posesiones son más preciadas para nosotros que para otros, ya que tienen una carga emocional importante. Desprendernos de esa carga emocional no es fácil por eso la dotamos con un valor económico que claramente no es objetivo.

Así podemos explicar los precios irracionales que se piden por algunas casas, coches u objetos y es que estamos poniendo en venta nuestro valor sentimental.

Y estas son sólo algunas de las técnicas de contabilidad creativa que yo mismo me he sorprendido usando, pero existen muchas más. Tanto si quiere saber más sobre ellas o si se considera usted un experto en la materia, no dude en compartir conmigo sus experiencias. Puede utilizar mi twitter ¨@juliancereceda.

Reciba un cordial saludo señor contable de sus finanzas personales.

 

¿Te gusta este blog? Ayúdame a darle la máxima difusión posible en
FACEBOOK
TWITTER
YOUTUBE
LinkedIn